Make your own free website on Tripod.com
Mujeres Conociendonas
ANATOMIA INTIMA | Masturbacion Femenina | Fotos | Encuesta | Fotoencuesta Femenina | Fotoencuesta Masculina | Contactanos | Visitas opinan | Links | Chat de mujeres

Last updated on

outerlips.jpg

 

MUJERES AL DESNUDO

Conociendo nuestra Intimidad Femenina como mujeres

I PARTE

¿Qué tanto conocemos nuestra intimidad, es decir nuestros genitales, y los de otras chicas o mujeres?

El contenido de este site es educativo e investigativo, no obstante nos disculpamos si ello te ofende. Podés  salirte de la web o bien podés continuar leyendo, aprender y participar de nuestra serie de encuestas anónimas: Conociendo nuestra Intimidad Femenina como mujeres.

 

Puede ser difícil para muchos imaginarse por qué las mujeres debieran preocuparse por el tamaño y forma de sus genitales. Esto es porque a menudo no nos imaginamos a las mujeres teniendo genitales externos, se supone que todo está dentro de su cuerpo y fuera de la vista. Las mujeres tienen vagina, esto se nos dice en la escuela y en la vida. El hecho de que las niñas y las mujeres tengan una vulva es mencionado rara vez. No nos imaginamos a las mujeres teniendo genitales externos, eso es algo que solamente se supone que tienen los niños y los hombres quienes si comparan el tamaño y forma de sus genitales, hacen chistes de ellos y los relacionan con todo lo de la vida diaria . En realidad las mujeres tienen genitales externos que vienen en todas las formas, colores, y tamaños. Mas nunca hablamos entre nosotras de nuestros genitales, ni hacemos comparaciones sobre formas y tamaños. Si buscás en la internet o libros de anatomía la mayoría de información habla del tamaño de los genitales masculinos y nos dicen que el pene promedio cuando flácido anda entre los ocho y diez centímetros, cuando erecto entre los 12 y 17 centímetros, de los testículos o huevitos que tienen un largo de 3 a 5 cm y un ancho en su parte mas robusta de 2 a 4 cm. Pero sobre el tamaño de los genitales femeninos promedio;  vivimos como en la edad Media sin información que nos aclare que es lo medianamente normal en el tamaño de nuestros organos genitales externos.

Como niñas, las mujeres pueden llegar a ver sus genitales como nada más que un suave hoyuelo entre sus muslos. Lo que está allí es pequeño, suave, rosado e indistinto. Mientras que los genitales de las chicas jóvenes varían, todos se ven muy parecidos al observador casual. (Hay niñas preadolescentes normales y sanas que tienen labios y clítoris muy prominentes.) No es probable que las chicas jóvenes sepan que la vulva de sus madres y de otras mujeres adultas a menudo se ven muy distintas a la suya. Ya que el pelo púbico oculta a menudo los genitales de las mujeres adultas, incluso si las niñas ven mujeres adultas desnudas, tienen propensión a creer que sus genitales se ven igual. No dejar que las chicas examinen los genitales de sus madres y de otras mujeres adultas, y no permitiéndoles ver imágenes de vulvas, puede tener un efecto muy negativo sobre la imagen de sí mismas más tarde en la vida.

Durante la pubertad puesto que el pelo púbico también comienza a crecer en esta etapa, es menos probable que las chicas adviertan estos cambios, al menos que se miren con un espejo o lo adviertan con sus dedos. Inclusive si la chica se baña con otras chicas no es probable que advierta que las otras también han experimentado los mismos cambios. Después de todo a las chicas y a las mujeres no se les permite jugar a mostrar y hablar de sus genitales. (Las chicas y las mujeres usualmente miran los genitales de otras chicas y mujeres cuando tienen la oportunidad, por curiosidad natural.) Siguiendo a la pubertad, los genitales de la chica pueden verse no demasiado diferentes a como se veían en la infancia.

En pasados años, las mujeres jamás pensaban en mirar o incluso tocar sus genitales. Esto era estricta responsabilidad de un doctor. Sus genitales estaban fuera de sus límites. Hoy, las mujeres están más cómodas con sus cuerpos y son más propensas a explorar sus genitales. Cuando lo hacen pueden no estar contentas con lo que encuentran. Las mujeres tienen generalmente una expectativa irreal de cómo deben verse sus genitales. La mayoría de los libros de anatomía retratan los genitales de la mujer como pequeños y uniformes. Si las ilustraciones están en colores, la vulva normalmente se muestra uniformemente rosada. Como resultado es razonable creer que muchas mujeres se sienten incómodas con la apariencia de sus genitales aun si se sienten cómodas de mirarlas. Esto puede tener repercusiones importantes sobre su sexualidad. Tendemos a ocultar lo que nos atemoriza o avergüenza.

Los hombres con  poco o ningún contacto con la pornografía han conocido  a lo largo de su vida los genitales femeninos al ver a las niñas de su edad cuando eran niños y tal vez se bañaban juntos, cuando jóvenes observaban a las chicas cuando vestían en traje de baño o cualquier ropa que ajustada sobre los genitales diese a entender su forma y cuando adultos al observar a una mujer en traje de baño por la playa enseñando quizá al descuido la forma de sus genitales. Todo esto sin ningún morbo en su mente, ha creado en su imaginación la idea que los genitales femeninos son una rayita (hendidura vulvar) que se extiende al final del hueso púbico, muchas veces visible en la mujer cuando esta de pie y de frente a la vista del hombre, y cuyo final esta casi cercano al orificio anal. Además sobre su forma han notado que son algo abultaditos  como acolchonados y puede notarse bien esta prominencia de los genitales femeninos en toda su expresión cuando se observa a una mujer de espaldas vestida en traje de baño o ropa interior.  Aquí el problema surge cuando los genitales de la mujer no son lo que el hombre había creído toda su vida y experimenta el rechazo a su pareja por la apariencia estética de sus genitales que no concuerda con sus ideas.

 

Ante esta situación preocupante y por la falta de información acerca de cuales son las dimensiones y formas de los genitales femeninos es que muchas mujeres han acudido a hacerse cirugías plásticas con el fin de complacer los ideales con los que ha crecido el hombre por falta de información.

 

Es por ello que hemos deseado, así como se hacen estudios sobre las dimensiones de los genitales masculinos para desmitificar tantas creencias aberrantes de la Edad Media, hacer nosotros un estudio sobre las dimensiones, forma y apariencia de los genitales del sexo bello (las mujeres),  con el único propósito de servir de medio para resolver inquietudes, calmar ansiedades y aprender más sobre nuestra intimidad que vaga oscura entre nuestras piernas por la ignorancia, machismo, descuido, etc.

Ahora bien, pasá y participá de la siguiente Encuesta.

labia.jpg
Tamaño real

Puede ser difícil para muchos imaginarse por qué las mujeres debieran preocuparse por el tamaño y forma de sus genitales. Esto es porque a menudo no nos imaginamos a las mujeres teniendo genitales externos, se supone que todo está dentro de su cuerpo y fuera de la vista.

.

Ponte en contacto con nosotros y ofrecenos tus comentarios, además unite a nuesta listas de correo

Mujeres conociendonas mejor para una vida con menos problemas y mayores satisfacciones. Escribenos mailto:bo7f-nmr0@dea.spamcon.org